Sobre el coaching

¿Qué es Coaching?

En Colabora, entendemos al coaching como una metodología que facilita la gestión del cambio mediante procesos asistidos de aprendizaje, en los cuales las personas transforman su interpretación de la realidad y con ello sus acciones, desarrollando fortalezas y logrando nuevos resultados.

El coach colabora con el cliente, en un marco de confianza y confidencialidad, principalmente con preguntas y herramientas que ayudan a expandir las posibilidades de acción efectivas, a ampliar la consciencia y a asumir la responsabilidad de cara a los objetivos deseados.

Estos procesos permiten un desarrollo del potencial humano en diversas áreas: personal, profesional, organizacional, social (entre otras posibles clasificaciones).


Coaching es un arte en tanto se está recreando con cada práctica y experiencia. Es una profesión que requiere personas formadas a nivel técnico y humano (siendo carrera de grado en diversos países del mundo). Es una disciplina, en cuanto tiene su propia metodología y objeto de estudio, con más de 40 años de vida (3 corrientes de origen), que toma aportes y conocimientos de áreas precedentes.

La ICF (International Coach Federation), institución de referencia en el mundo, lo define como la colaboración con los clientes en un proceso creativo y estimulante que les sirva de inspiración para maximizar su potencial personal y profesional”.

En coaching, se crea una alianza entre el coach y el cliente que brinda un marco de confianza en el que se genera una profunda transformación en el observador que cada uno es de la realidad.

El Coach es un experto en preguntar, genera conversaciones y técnicas que ayudan al cliente a encontrar su propia manera de ampliar sus posibilidades de acción. Se basa en una metodología de aprendizaje vivencial no directivo, con sólidos fundamentos teóricos y práctica en continua mejora.

Nuestra metodología de Coaching nos sitúa como colaboradores y motivadores del cambio consciente en el cliente, sin incluir nuestra propia visión en el logro de los objetivos. Partimos de la base de que el cliente es el experto en su vida (personal y empresarial) y que cuenta con los recursos internos (o puede desarrollarlos) para alcanzar sus metas.

El coaching no es una terapia orientada a resolver problemas emocionales, de salud ni tampoco una relación de asesoramiento o consultoría, en la que se den consejos o se le diga al cliente qué hacer. El vínculo entre el Coach y el cliente es de simetría.


¿Cuándo contratar a un Coach?

Las necesidades que pueden encontrar respuestas en un proceso de Coaching son muy diversas, incluyendo, pero no limitándose a las siguientes:

  • Algo importante está en juego (un objetivo, desafío u oportunidad).
  • Una brecha existente en el conocimiento, las habilidades, la confianza o los recursos.
  • Un deseo de acelerar los resultados.
  • Falta de claridad en las posibilidades de acción.
  • El éxito o el crecimiento han comenzado a convertirse en un problema.
  • El trabajo y la vida están en desequilibrio, generando consecuencias no deseadas.
  • Las fortalezas necesitan ser identificadas junto a la mejor forma de aprovecharlas.
  • Las competencias emocionales, comunicacionales u otras habilidades requieren ser potenciadas.